Pueblos indígenas,  áreas naturales protegidas y la conservación de la diversidad biológica.

Por Eckart Boege
La  cuestión: Características de los centros de diversidad cultural y la conservación
Ante la complejidad de proteger la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos  los pueblos indígenas juegan un papel extraordinario como lo reconoce el Convenio de Biodiversidad (Rio de Janeiro en 1992) y las conferencias subsecuentes. Este reconocimiento  estriba en que las comunidades locales, en especial las indígenas tienen tradiciones específicas para el manejo de la diversidad biológica y los ecosistemas. En sus territorios se generan paisajes culturales determinados por la actividad tanto agrícola como de utilización de los recursos bióticos. A  este tema se  dirige de manera específica la Conferencia Mundial de Medio Ambiente en  DUBAI  en donde los países signantes se comprometen   a:

1) Promover la participación de las comunidades locales y pueblos indígenas en la creación, declaración y gestión de las áreas naturales protegidas. Los pueblos indígenas y comunidades locales estarán representados en la  gestión de las áreas naturales protegidas por representantes electos, de forma proporcional a sus derechos e intereses. 2) Promover una gestión de áreas protegidas que procure reducir la pobreza y que en ningún caso la agrave, que comparta los beneficios con los pueblos indígenas y las comunidades locales. 3) Reconocer, fortalecer y proteger las áreas de conservación comunitaria y prestarles apoyo. 4) Se reconocerán los derechos consuetudinarios y otros derechos de las comunidades locales y de los pueblos indígenas con relación a sus tierras y recursos naturales. 5) Se
reconocerán oficialmente la contribución de las áreas conservadas por comunidades y las modalidades conexas de protección y gestión de los recursos naturales, así como las áreas protegidas propiedad de los pueblos indígenas en la clasificación de la UCIN  sobre manejo de áreas protegidas. 6) Se  desarrollará un programa de creación de capacidad para las comunidades locales y pueblos indígenas a fin de que puedan participar efectivamente en la conservación y gestión de áreas protegidas. 7) Se establecerán mejores formas de gobernabilidad que reconozcan métodos tanto tradicionales como innovadores de gran valor potencial para la conservación (CDB artículo 8j) (Conferencia de Dubai, en Estrategias de Conservación, 2005).

De inmediato surgen las siguientes  preguntas  para México y Centroamérica:¿Responden la políticas nacionales de conservación, en especial las áreas naturales  protegidas a estos acuerdos?  ¿Están representados los pueblos indígenas  en la gestión de las ANP, y, realmente se reconocen  las áreas de conservación comunitarias como áreas naturales protegidas con todos los apoyos nacionales e internacionales que debieran tener? ¿Se están impulsando capacidades técnicas para que las comunidades participen en la conservación?  ¿Cuál  es la  importancia de los pueblos indígenas  - para el caso de México ´- en la conservación y el desarrollo sustentable?  ¿los sistemas de áreas naturales protegidas responden a la caracterización adecuada de la relación entre territorios y diversidad biológica, de los pueblos indígenas? 
En Mesoamérica  existe  una extraordinaria diversidad de culturas única en el mundo si consideramos  el criterio lingüístico  como central para expresar la riqueza de las culturas indígenas . Sólo para  México se reportan 11 familias  y  68 agrupaciones 364 variantes lingüísticas Estas últimas deberían, deberían denominarse lenguas. (Instituto Nacional de Lenguas Indígenas 2007).  Los pueblos indígenas mesoamericanos y de árido América (norte de México),  se desenvuelven en una de las regiones más diversas del planeta (10% de todas las plantas vasculares superiores). La megadiversidad biológica es el sustrato  de uno de  los 8 centros de origen y diversificación continua de las especies  domesticadas (Vavilov 1927) que aporta el  15,4 % de las especies utilizadas en el sistema alimentario mundial (Conabio 2006).  En los territorios de los pueblos indígenas mesoamericanos se encuentran hoy en día las líneas genéticas originales en diversificación y adaptación constante de esas especies.
Sostenemos que cuando se trate de conservación en territorios de los pueblos indígenas incluyendo comunidades campesinas que practican la agricultura mesoamericana, se deben integrar esquemas adecuados  para responder la  confluencia entre la megadiversidad, la presencia de la diversidad cultural indígena y la característica de ser centro de origen y diversificación genética. En suma se trata de fortalecer los  centros de diversidad biocultural a nivel mundial con una oportunidad extraordinaria que tenemos en Mesoamérica.
En esta ponencia me centraré  en la experiencia de México para determinar para México esos centros de diversidad biocultural, y los esquemas de conservación oficial vigentes.
Para indagar sobre  este tema examinaré  la riqueza de la diversidad biológica tanto natural como domesticada en  los  territorios de los pueblos indígenas, posteriormente ubicaré que territorios indígenas comparten áreas naturales protegidas y finalmente concluiré sobre el papel de los pueblos indígenas en la conservación con cara al futuro. 
Los  centros de diversidad  Biocultural  en Mesoamérica: el caso de  México.
           Los territorios  actuales de los pueblos indígenas de México.
Para  documentar  la relación entre áreas naturales protegidas y los territorios de los pueblos indígenas, vamos a delinear los espacios que ocupan mayoritariamente  los indígenas de México.
Con el censo de población (INEGI 2000), se ubicaron  las localidades  contiguas que comparten una lengua  y que tienen 40% y más de hogares indígenas, 2) Para dimensionar las localidades indígenas en territorios se usaron las  poligonales de los núcleos agrarios (INEGI 2001) que conforman la propiedad social  con población mayoritariamente indígena. Para ello, se utilizaron los 6 081 polígonos de núcleos agrarios (no importando su carácter ejidal o comunal) sumando 21 798 863 ha. Con la propiedad social – ejidos y comunidades – tenemos  en México una situación única en el mundo porque se reconstruye con la base agraria los territorios y se recrean formas de gobierno (ejidal y comunal) en donde la asamblea ejerce, por lo menos nominalmente, el poder grupal sobre el mismo. Para definir la territorialidad de las  localidades mayoritariamente indígenas organizan sus comunidades por parcelas de propiedad privada,  se utilizó la  metodología de  los polígonos de Thiessen,  lo que nos dio como resultado 6,234,229 ha. En resumen: El núcleo duro de los territorios actuales de los pueblos indígenas suma por lo menos  28 033 092 hectáreas, esto es 14.3% del territorio nacional con  6 792 177 indígenas en su interior. Afuera de este núcleo duro  viven  de manera dispersa alrededor de estos territorios 3 318 240  habitantes de población indígenas en 27 712  localidades (con menos de 40% de la población indígena).  Muchos de estos habitantes  viven en ciudades o pueblos aledaños al núcleo duro, pero son muy minoritarios. Quinientos mil  indígenas emprendieron la migración de larga distancia en la república mexicana. No se cuenta con la información de los migrantes que se encuentran en los Estados Unidos (Boege, 2008). 
La Cartografía de uso del suelo y vegetación  en los territorios de los pueblos indígenas
    
Para determinar la relación de los territorios de los pueblos indígenas con la megadiversidad sobre pusimos la Cartografía de uso del suelo y vegetación  (INEGI 2002) con los territorios de los pueblos indígenas. Se trata de una cartografía de una escala de 1:250,000 que describe la vegetación primaria, secundaria y los usos del suelo, principalmente en las actividades agrícolas y pecuarias. La vegetación arbórea primaria comprende los macizos forestales y selváticos más cerrados, mientras que la vegetación secundaria arbórea, arbustiva y herbácea nos permite observar, en parte,  los estadíos sucesionales así como la intensidad de perturbación principalmente antrópica.

Tabla 1 Superficie de tipos de vegetación  a nivel nacional y en territorios indígenas:
TIPO DE VEGETACIÓN    SUPERFICIE EN HAS POR TIPO DE VEGETACIÓN EN TERRITORIO INDÍGENA     SUPERFICIE EN HAS POR TIPO DE VEGETACIÓN EN TERRITORIO INDÍGENA EN ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS
    SUPERFICIE EN HAS  POR TIPO DE VEGETACIÓN A NIVEL NACIONAL
    PORCENTAJE POR TIPO DE VEGETACION EN TERRITORIOS INDÍGENAS RESPECTO AL 100% NACIONAL
selva mediana caducifolia    851 193    11 356    1 109 647    76.71
selva alta perennifolia    2 428 343    435 530    3 440 961    70.57
selva mediana subcaducifolia    2 963 515    74 394    4 666 591    63.50
bosque mesófilo de montaña    992 196    30 855    1 823 395    54.41
selva mediana subperennifolia    2 889 501    279 868    5 775 106    50.03
vegetación de petén    19 600    36 750    45 006    43.55
bosque de cedro    871    172    2 314    37.67
selva alta subperennifolia    59 476    32 469    160 884    36.97
palmar inducido    38 971    -    105 939    36.79
selva baja espinosa subperennifolia    373 243    78 046    1 035 689    36.04
sabanoide    49 230    -    148 003    33.26
bosque de pino-encino    2 828 031    33 976    8 821 997    32.06
bosque de pino    2 047 382    26 484    7 448 030    27.49
bosque de encino-pino    907 460    37 463    4 266 591    21.27
sabana    35 836    8 464    207 255    17.29
bosque de allarín    5503    -    40 008    13.75
selva baja subcaducifolia    9306    249    70 771    13.15
selva baja caducifolia    1 825 026    169 699    14 309 308    12.75
bosque de encino    1 386 255    71 859    11 263 106    12.31
manglar    110 129    111 968    915 025    12.04
bosque de tascate    37 739    3 982    333 896    11.30
bosque de oyamel    13 939    11 542    142 270    9.80
tular    90 591    54 891    936 404    9.67
selva baja espinosa caducifolia    47 661        748 375    6.37
matorral sarcocaule    338 477    72 507    5 410 263    6.26
selva de galería    252    -    4 940    5.09
               
 Fuente: Boege 2008
En los territorios de los pueblos indígenas (que representan  14.3 % del territorio nacional),  están presentes casi la totalidad de los 45 tipos de vegetación de la serie III; en la tabla anterior  se representan las que comparativamente tienen más presencia nacional. Así tenemos por ejemplo que de todas las selvas altas perennifolias el 70 % se encuentran en territorio indígena, esto es  2 428 343 hectáreas  de las cuales 435 530  están protegidas en el sistema nacional de áreas naturales protegidas.  En el caso de los bosques templados los pueblos indígenas tienen bajo su custodia alrededor del 30% de los mismos. En el caso de  la vegetación de pino – encino,  de 8 821 997 de hectáreas 2 828 031 se encuentran en territorios indígenas, y de ellas   33 976 tienen algún estatus como  área natural protegida.
Si asociamos los tipos de vegetación con los inventarios por especies que presenta Rzedowski, J. (1998), tendríamos por lo menos la mitad de todas las especies de plantas vasculares superiores del país.
En los  territorios indígenas la vegetación primaria ocupa cerca de 32.8 %, la vegetación secundaria arbórea 23.1%; la  arbustiva 20.7%, la herbácea  0.4%; el área destinada al uso pecuario corresponde 11.3%, y  la agrícola, 12.2%. El resto del territorio son cuerpos de agua y ocupación urbana. Por lo anterior podemos afirmar que  75.6%  de la superficie indígena conserva una cubierta vegetal natural.  Si hemos de considerar a la vegetación secundaria herbácea y arbustiva como un indicador de perturbación, podemos hablar de un promedio de 27.2 % de áreas fuertemente impactadas.  A  nivel nacional las áreas de vegetación primaria están por arriba del 40. Sin embargo,  no se puede concluir que los indígenas son más destructores que la sociedad en su conjunto, ya que el grueso de la vegetación primaria se compone por los  matorrales, que es un tipo de vegetación en donde pocos indígenas habitan en ella..

Grafica 1 Distribución de la vegetación primaria, secundaria y uso del suelo en territorios de los pueblos indígenas. ( No se incluyen cuerpos de agua ni centros urbanos).

 

Fuente: Boege, 2008

Los distintos tipos de de vegetación en  territorios indígenas  se encuentran a veces  en extensiones relativamente pequeñas. Así, por ejemplo el pueblo otomí con sus seis variantes lingüísticas, tiene en solo 406 725 hectáreas 15 tipos de vegetación.
Para documentar la propiedad de la tierra presentamos un estudio comparativo por zonas ecológicas de las selvas y bosques, que corresponden a comunidades locales y a los pueblos indígenas.  Las conclusiones son  de esta tabla son reveladoras. La mitad del país  alrededor de 105 millones de hectáreas,  pertenece a lo que se denomina  propiedad social conformada por ejidos y comunidades. Si sobreponemos a estos ejidos y comunidades  lo que se ha denominado bosques y selvas observamos que el 60 % de estos ecosistemas se encuentran en este tipo de propiedad. Es decir que gran parte de la diversidad biológica está administrada por comunidades campesinas e indígenas.  De estas 105 millones de hectáreas 60 millones son áreas de uso común (INEGI 2007).


 
Tabla 4 Propiedad social   y privada de los bosques y selvas   a nivel nacional y en los territorios de los pueblos indígenas de un total de 65,595,255 hectáreas.

CUBIERTA DE USO DEL SUELO Y VEGETAL SERIE III, 2002 (INEGI).     EJIDAL Y COMUNAL GENERAL     PRIVADOS, TIERRAS NACIONALES  GENERALES    EJIDAL Y COMUNAL INDIGENA
    Porcentaje INDIGENA EJIDAL Y COMUNAL B Y SELVAS    PRIVADOS INDIGENA    Porcentaje INDIGENA    TOTAL x ZONA ECOLÓGICA A  NIVEL NACIONAL.    TOTAL x ZONA ECOLÓGICA  EN TERRITORIOS INDIGENAS    PORCENTAJE INDÍGENA PROPIEDAD SOCIAL + PRIVADA
BOSQUES TEMPLADOS HUMEDOS Y SUBHÚMEDOS    19,916,426    14,226,123    9,327,345    46.8    1,375,279    9.7    34,142,549    10,702,624    31.3
BOSQUES DE CONIFERAS (INCL. PINO -ENCINO)    10,935,122    5,854,388    4,017,878    36.7    786,319    13.4    16,789,510    4,804,197    28.6
BOSQUES MESOFILOS DE MONTAÑA    1,131,117    692,280    719,516    63.6    316,726    45.8    1,823,397    1,036,242    56.8
BOSQUES DE ENCINOS (INCL. ENCINO - PINO)    7,850,187    7,679,455    4,589,951    58.5    272,234    3.5    15,529,642    4,862,185    31.3
SELVAS HÚMEDAS Y SUBHÚMEDAS    19,529,213    11,923,493    7,231,480    37.0    2,330,461    19.5    31,452,706    9,561,941    30.4
SELVAS CADUCIFOLIAS    8,621,730    6,797,205    353,736    4.1    455,822    6.7    15,418,935    809,558    5.3
SELVAS PERENNIFOLIAS    6,758,979    2,665,412    4,527,993    67.0    833,497    31.3    9,424,391    5,361,490    56.9
SELVAS SUBCADUCIFOLIAS    3,064,828    1,672,543    1,996,015    65.1    972,627    58.2    4,737,371    2,968,642    62.7
SELVAS ESPINOSAS    1,083,676    788,333    353,736    32.6    68,515    8.7    1,872,009    422,251    22.6
TOTAL BOSQUES Y SELVAS    39,445,639    26,149,616    16,558,825        3,705,740        65,595,255    20,264,565   
Porcentaje Total.    60.1    39.9        42.0        14.2            30.9

 
Las áreas de uso común son precisamente aquellas que contienen principalmente la diversidad biológica. Sin embargo, en muchas ocasiones hay apropiación privada de estas áreas de uso común, lo que redunda en desmontes si no hay reglas claras de acceso fijadas por las propias asambleas de las comunidades agrarias. 

La riqueza biológica en los territorios de los pueblos indígenas de México.

El balance anterior de la cubierta vegetal por tipos de vegetación nos revela una  aproximación inicial de la riqueza biológica en territorios de los pueblos indígenas. Sin embargo, la Conabio ha desarrollado instrumentos más finos para determinar la riqueza en diversidad biológica y tener criterios más específicos para fijar prioridades para su conservación. Así se determinaron por ejemplo las  regiones terrestres prioritarias para la conservación de la biodiversidad (Conabio 2004), las regiones hidrológicas prioritarias (Arriaga, Aguilar y Alcocer  2002), las áreas de importancia para la conservación de las aves (Conabio, 1999).
Apliqué estos instrumentos de diagnóstico para ubicar regiones bioculturales prioritarias para la conservación y desarrollo sustentable realizando, un recorte de los territorios indígenas con las primeras tres de las regiones arriba mencionadas, incluyendo las áreas naturales protegidas federales y estatales.
Para definir las regiones bioculturales, se sobrepusieron los polígonos de los territorios indígenas con    las  regiones terrestres  prioritarias en diversidad biológica. Con los  criterios que el panel de expertos utilizó para definirlas, se obtuvo una valoración de las características relevantes de la riqueza biológica.  Según la importancia el panel de expertos le dio un valor de 1 a 3 (3: más alto) a cada uno de los criterios mencionados en la nota de pie de página. Al sobreponer  los territorios de los pueblos indígenas con las regiones terrestres prioritarias, se obtuvo un promedio de la suma de los valores otorgados por el panel,  lo que produjo un índice de importancia  diversidad biológica, mismo que expresamos en la columna de la derecha de  la tabla  8. Este  promedio de las calificaciones nos dará una jerarquización relativa de la diversidad biológica en los territorios indígenas.
Registramos (Boege, 2008) por lo menos 36  distintas regiones terrestres prioritarias que son compartidas por los territorios de varios pueblos indígenas. Llama la atención que de ellas por lo menos 18 tienen alguna valoración como centro de como centro de origen y diversificación genética de las plantas domesticadas en Mesoamérica. Sin  minimizar  la importancia de ninguna de las 36 Rtp en que se encuentran 66 fracciones de territorios indígenas, por razones de espacio se presentan únicamente las 12 regiones que tienen a nivel nacional los valores más altos de diversidad biológica incluyendo la domesticada,  ocupadas éstas por los pueblos mazateco, nahua, mixe, cuicateco, mixteco, chinanteco, zapoteco, zoque, tzotzil, chol, tzeltal, tzotzil, tojolabal y maya lacandón.
Si realizamos este mismo recorte entre los territorios indígenas con las regiones hidrológicas prioritarias, las áreas de importancia para la conservación la aves, las regiones terrestres prioritarias, y las áreas naturales protegidas,  encontramos una cobertura total de          19 675 979 ha, lo que significa que 70 % del territorio indígena tiene una prioridad para la conservación de la biodiversidad por parte de la Conabio.
TABLA 1. Las regiones  prioritarias para la conservación de la diversidad biológica y los territorios de los pueblos indígenas.

REGIONES  TERRESTRES  PRIORITARIAS (RTP’S)  PARA LA CONSERVACION DE LA BIODIVERSIDAD  Y AGROBIODIVERSIDAD
PUEBLO INDÍGENA    ESTADOS    RTP’s (CONABIO)    VALORES PARA LA CONSERVACIÓN
            ANP    Centro de diversidad de plantas y endemismos centro américa    Diversidad ecosistémica    Tipos de vegetación primaria    Integridad ecológica funcional    Función como corredor biológico    Fenómenos naturales extraordinarios    Presencia de endemismos    Riqueza específica    Función como centro de origen y diversificación natural    Función como centro de domesticación de especies útiles    Pérdida de superficie original    Nivel de fragmentación    Cambios en densidad poblacional    Presión sobre especies clave    Concentración de especies en riesgo    Prácticas de manejo inadecuado    Proporción del área bajo manejo adecuado    Importancia por servicios ambientales    Presencia de grupos organizados    Valor promedio total
Maya    Quintana Roo    Sur del Punto Put    X    0    1    2    0    3    0    0    0    0    2    2    2    0    0    0    1    0    0    2    0.7
Mixteco    Oaxaca    Cerro Negro Yucaño        0    1    2    3    0    0    0    0    0    0    2    1    0    0    0    1    0    3    2    0.8
Chol    Quintana Roo    Rio Hondo        0    1    1    2    2    0    0    0    0    0    0    2    0    2    0    2    0    3    3    0.8
Zapoteco sureño Chatino, Chontal Oaxaca    Oaxaca    Sierra Sur y Costa de Oaxaca        0    3    6    4    2    1    3    3    2    0    2    1    3    2    2    3    0    3    1    2.1
Tzeltal    Chiapas    El Triunfo La Encrucijada Palo Blanco    X    3    3    2    3    3    3    2    3    2    1    2    3    2    0    3    2    2    3    2    2.2
Tarahumara    Chihuahua    Alta Tarahumara Barrancas    X    3    3    3    3    3    2    3    3    3    3    2    2    2    3    0    0    0    3    2    2.3
Popoluca, Nahua    Veracruz    Sierra de Los Tuxtlas   Laguna del Ostión    X    0    3    4    2    2    3    2    3    2    1    3    3    2    3    2    3    2    3    3    2.3
Tojolabal    Chiapas    El Momón Monte Bello    X    3    3    5    3    3    2    2    3    2    0    1    3    2    3    3    3    2    2    2    2.4
Mazateco, Nahua Mixe , Cuicateco, Mixteco, Chinanteco, Zapoteco    Oaxaca Puebla Veracruz    Sierras del Norte de Oaxaca Mixe        3    3    5    4    3    2    3    3    3    2    2    2    2    2    3    2    1    3    3    2.5
Zoque, Tzotzil    Oaxaca Veracruz Chiapas    Selva Zoque La Sepultura    X    3    3    4    4    3    0    3    3    3    3    2    1    2    3    3    3    3    3    2    2.6
Chol ,Tzeltal,
Tzotzil,Tojolabal, Maya Lacandon    Chiapas    Lacandona    X    3    3    2    4    3    3    1    3    3    2    3    3    3    3    3    3    2    3    3    2.6


Los  recursos fitogenéticos domesticados y semidomesticados en los territorios de los pueblos indígenas

En México existen de cinco a siete mil especies de plantas útiles, de las cuales entre un mil y un mil quinientas son comestibles (Caballero, (1984). Este autor destaca que una mayoría abrumadora de estas plantas, aunque estén fuera del interés comercial dominante, son parte de la alimentación de los pueblos indígenas y de las comunidades campesinas. Una parte de los territorios de los pueblos indígenas es dedicada a la agricultura principalmente de temporal, y a la ganadería extensiva (12.2 y 11.3% respectivamente). Casi 50% de la agricultura que se practica en territorios  indígenas consiste en agricultura de ladera, es decir en pendientes de entre 10 y 45 grados (Boege 2008).
La presencia indígena de larga duración los  territorios señalados determina una gran experiencia en el aprovechamiento y en el  manejo de esta riqueza los recursos vegetales.  Casas (2001) ha documentado procesos de domesticación y semidomesticación en donde las culturas indígenas manipulan  intencionalmente comunidades de vegetación y poblaciones silvestres, así como las arvenses, con el fin de aumentar el acceso a diversos recursos vegetales. El manejo incluye la tolerancia, la inducción y la protección selectiva de individuos de especies útiles durante perturbaciones intencionales de la vegetación. Mesoamérica se convierte así en un laboratorio viviente de domesticación. Challenger (1998) hace un recuento de estos “laboratorios” vivientes y describe las principales estrategias indígenas productivas por zona ecológica (tropical húmeda, tropical subhúmeda, bosque mesófilo de montaña, bosque de pino y encino, la zona árida y semiárida que corresponde al  matorral xerófilo y pastizal semidesértico). Estos laboratorios vivientes son conocidos como los “centros Vavilov”, definidos por el propio Vavilov (1927) como refugios irremplazables de biodiversidad y esenciales para los sistemas alimentarios humanos. El autor mencionado veía constantes geográficas en estos centros de origen y diversificación genética, como son  las formidables barreras naturales (orográficas, de vegetación y climáticas) para la dispersión de especies, la concentración geográfica de la riqueza en variedades, además de la presencia actual de pueblos indígenas que por centurias o milenios han cultivado y transformado ininterrumpidamente estas especies. Por lo tanto, México y  los países de Centroamérica, al  pertenecer a la categoría de  centro de origen primario y secundario, de endemismos (en algunas zonas ecológicas hasta 70%), de pervivencia hasta la actualidad de procesos de domesticación y diversificación ininterrumpida de “plantas útiles", tienen la responsabilidad de desarrollar políticas específicas de conservación y desarrollo que tomen en cuenta a los pueblos indígenas y a las comunidades campesinas. Los recursos fitogenéticos que en los territorios se desarrollan abarcan, según zonas, agroecosistemas complejos  con distintos niveles de domesticación  de razas y variedades de maíz, frijol, calabaza, chiles, jitomates, tomates, quelites, quintoniles, huauzontles, epazote, acuyo, chayotes, chipile, verdolagas, amaranto, camotes, girasoles, chía, agaves, aguacates, tejocotes, capulines etcétera (Hernández X., 1993).  Resulta que 15.4% de las especies que conforman el sistema alimentario mundial fueron  domesticadas por los indígenas mesoamericanos (Conabio, 2006a) cuya producción actual representa el 35 % del PIB agrícola de México .
En cada territorio de los pueblos indígenas encontramos razas y variedades de maíz y distintas  variedades de las otras plantas domesticadas,  adaptadas a las condiciones ecológicas específicas. Se considera que esta diferenciación morfológica entre distintas razas de maíces y en general de las plantas mesoamericanas, está  relacionada con la variación ecológica (Hernández X., 1987) y los pueblos indígenas. La generación de distintas  razas y variedades  ha sido  el  resultado de una exitosa combinación de procesos naturales y culturales (Benz, 1997). La relación íntima entre los paisajes “más naturales” y los agroecosistemas se da por ejemplo en la milpa generada por el roza, tumba y quema en medio de la selva y que presenta distintos estadios sucesionales de la vegetación natural de alguna manera seleccionada por la actividad humana (Hernández X., 1970 citado en Ortega 1973).  La agricultura que se practica en una gran parte de las parcelas campesinas, tiene sus propios mecanismos de fitomejoramiento, y el intercambio de semillas se practica dentro de la comunidad o a veces en mercados regionales lo que explica la generación constante de nuevas variedades.
           A pesar que las colectas que abajo presentamos no fueron realizadas sistemáticamente en los territorios de los pueblos indígenas,  los sitios colectados suman alrededor de 2 100 y muestran  una gran diversidad de razas y variedades de maíz.  Incluimos,  además de 16 147 registros de especies que aparecen en las distintas milpas y parientes silvestres correspondientes a 61 especies para el género Phaseolus, 16 especies del género Cucurbita, 7 especies del género Capsicum, 7 especies para el género Sechium y una especie del género Lycopersicon (Conabio, 2006b).
En el anexo 2 se  presenta una primera aproximación a las especies y variedades de la agrobiodiversidad que se obtuvieron de más de 24 mil  colectas que se encuentran en los herbarios mexicanos, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias, así como del Centro de Investigaciones para el Mejoramiento del Maíz y el Trigo y que es un corte representativo de los recursos biológicos colectivos  de los indígenas contemporáneos.

 
Mapa 1 . Regiones bioculturales  prioritarias para la conservación de la biodiversidad y agrodiversidad

 Fuente: Boege 2008
 
Una vez presentada la importancia en los territorios de los pueblos indígenas de la diversidad biológica tanto natural como domesticada, estamos en condiciones para definir las Regiones Bioculturales de importancia nacional para la conservación y el desarrollo. (véase anexo 4). Para definir las regiones bioculturales, se sobrepusieron los polígonos de   las  regiones terrestres prioritarias para la conservación de la biodiversidad, las áreas naturales protegidas, las áreas de importancia para la conservación de las aves, y regiones hidrológicas prioritarias (desde el punto de vista biológico) con  los territorios de los pueblos indígenas. Alrededor del 70% de los territorios indígenas coinciden con alguna de estas categorías. Además en estos territorios se “produce” alrededor de la cuarta parte del agua nacional que es utilizada cuenca abajo, por grandes sistemas de riego, para abastecer de agua a las represas para la generación de luz eléctrica, y/ o a las grandes ciudades. A parte de los servicios ecosistémicos hídricos  sus ecosistemas nos proporcionan servicios  extraordinarios como son la conservación de bosques, selvas y matorrales primarios y secundarios de alto valor en diversidad biológica, amortiguamiento de zonas de choque de los huracanes y tormentas, conservación de suelos originales, captura de carbono y custodio de la diversidad semidomesticada y domesticada.  En el terreno de la diversidad biológica las regiones bioculturales coinciden con los centros de origen y diversificación genética tanto de diversidad biológica natural como  la domesticada. Respecto a esta última tenemos  presencia de las líneas genéticas originales del 15.4% (Conabio, 2006) de las especies que conforman el sistema alimentario mundial así como los  agroecosistema que se pueden considerar como laboratorios originales de la domesticación. Su población indígena  es “gente de los ecosistemas” que tiene una interacción de larga duración con los mismos.
Asimismo, los endemismos biológicos tienen su paralelo cultural. Las culturas indígenas con sus  “lenguas endémicas” tienen niveles de organización social y cultural para garantizar el manejo del territorio para  el  custodio, conservación, desarrollo in situ de este patrimonio biocultural de México.

Las áreas naturales protegidas en las regiones bioculturales prioritarias para la conservación y el desarrollo.

Del total de 152 Áreas naturales protegidas federales (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, 2007), 52 tienen en su interior población indígena. Estas 52 suman 5 578 645 ha, de las cuales 1 467 034 corresponden a los territorios indígenas, lo que representa el 26.2% de la superficie total  esas reservas. De estas 52 reservas federales, dieciséis tienen un rango entre 10 mil a 358,443 ha en cuanto  extensión territorial indígena. Por esta razón las áreas naturales protegidas, tendrían que adoptar en su administración un esquema participativo que involucre en la misma a los pueblos indígenas. En esas mismas 52 reservas la población total es de  787,316 habitantes  de los cuales  147 317 corresponden a  población indígena, esto es, 18.7 % del conjunto de habitantes.
De las áreas naturales protegidas estatales, 533 264 has corresponden a territorios indígenas, que sumadas a las federales nos da un total de  2 000 298 hectáreas. En suma, el 7%  de los territorios indígenas  corresponde  a áreas naturales protegidas.  Según el censo de población INEGI 2000, en estas reservas hay 787 316 habitantes de los cuales 147 317 habitantes  corresponden  a  la población indígena. Además en las 50 áreas naturales protegidas federales donde  hay población indígena el 26.3 % corresponde a sus territorios.  (Véase anexo 1).
Ni en la ley ni la práctica se prevé que en la administración de las reservas a  los indígenas estén representados como tales, con el peso proporcional que tiene su presencia territorial.  No participan como indígenas en los planes de manejo ni en las decisiones de los  programas operativos anuales. En este sentido México no está cumpliendo con sus compromisos internacionales que tienen carácter vinculante.
Las iniciativas de reservas comunitarias:
México, por su particular geografía montañosa enclavada entre dos océanos, donde confluyen las vegetaciones neárticas y neotropicales en forma de embudo, presenta una alta diversidad en espacios relativamente pequeños, característica que dificulta su conservación. En México y Centroamérica los paisajes naturales y culturales cambian en pocos kilómetros. Con frecuencia, las comunidades florísticas en los diversos tipos de vegetación son relativamente pequeñas en cuanto a su extensión, lo que las hace muy vulnerables ante la intervención humana o el cambio climático global. Halffter (2005), uno de los fundadores del concepto de reservas de la biosfera con participación social, en un artículo reciente destaca el hecho de que las políticas de conservación se han centrado en áreas específicas pensando en sitios en donde hay altas concentraciones de especies por área determinada (diversidad alfa). Sin soslayar la importancia de este enfoque en especial para la protección de la fauna silvestre, resulta que uno de los componentes de la riqueza biológica en México reside en el ensamble diferente de especies de un mismo tipo de vegetación debido a la heterogeneidad topográfica, de suelos, de microclimas, u orientación hacia la luz, (diversidad beta).  Además, tenemos en los territorios de los pueblos indígenas manchones de distintos tipos de ecosistemas de vegetación natural e intervenida, usos del suelo agrícola y ganadero permanente o semipermanente; todo ello conforma un ensamble paisajístico biocultural Estos conjuntos de diversidad biológica ocurren en los más variados ambientes y entre predio y predio pueden asociarse algunos tipos de vegetación afines considerados corredores o conectores a los “archipiélagos de conservación” y que Halffter (2005) propone como un método de protección de la diversidad biológica. (Boege 2008). Esta idea coincide con el hecho de que se pueden formar corredores biológicos con reservas campesinas indígenas o bien territorios manejados sustentablemente como lo consignan varias experiencias en el estado de Oaxaca, Guerrero y Michoacán. Se trata de áreas de conservación que ocupan socialmente espacios con reglas acordadas por las asambleas y registradas en el Registro Agrario Nacional.  Arriba presentamos la ocupación territorial de los pueblos indígenas y campesinos por ejidos y comunidades. Simplemente los territorios de los pueblos indígenas presentan una riqueza biológica extraordinaria. Los campesinos con influencia mesoamericana y los pueblos indígenas intervienen tanto en las áreas naturales protegidas como fuera de ellas. La experiencia indica que cuando se presentan condiciones políticas y sociales adecuadas, la protección indígena y campesina de los recursos naturales por medio de paisajes manejados es relativamente eficiente en algunas áreas del país. Así lo consignan los manejos forestales comunitarios en la Sierra de Juárez, Oaxaca, en Quintana Roo, Durango y Michoacán, entre otros. Varias regiones consideradas prístinas desde el punto de vista biológico son paisajes en donde interviene directa o indirectamente la mano de la cultura humana, modificando las relaciones entre especies, comunidades vegetales y animales, en los ecosistemas y los servicios ambientales en su  conjunto.
Éstas últimas obedecen a diversos procesos que reflejan experiencias distintas que van desde las áreas de conservación en los  ordenamientos forestales de la silvicultura comunitaria  hasta iniciativas indígenas y campesinas para la conservación tal cual de bosques, selvas y matorrales, con flora y fauna que se consideran de alto valor en biodiversidad.  Es decir, podemos añadir a la conservación las experiencias de 238 ejidos y comunidades indígenas que suman 1 987 456 ha de las cuales 507 183 fueron designadas para conservación y 677 917 para aprovechamiento sustentable y 75 328 para aprovechamiento forestal.
Destacan en estos ordenamientos las comunidades zapotecas con 67, las chinantecas con 49, las
mixtecas con 22, los mixes con 12, nahuas del altiplano con 10, purhépechas 9, chontales de Oaxaca
9, tlapanecas 5, tzotziles 5, zoques 5, cuicatecas 4, tzeltales 4, mazatecas 3, popolocas 1, nahua de
Michoacán 1 y trique 1. Es importante señalar que en estos procesos generalmente las áreas de
aprovechamiento tienen un alto nivel de sustentabildad, y podemos sumar así a la conservación y
desarrollo más de 1 800 000 hectáreas en territorios indígenas. En general, en estas áreas comunitarias
de conservación, se protegen 16 tipos de vegetación: bosque de encino, encino-pino, pinoencino,
pino, oyamel, tascate, bosque mesófilo de montaña, selva alta perennifolia, selva mediana
subperennifolia, selva mediana subcaducifolia, selva mediana caducifolia, tulares, palmares inducidos,
selva baja espinosa subperennifolia, chaparral, matorral crasicaule. En el mapa Ordenamientos ecológicos y reservas comunitarias de Michoacán, Guerrero y Oaxaca se pueden observar corredores biológicos y culturales con las reservas comunitarias y sus áreas de aprovechamiento sustentable. Con base en el (Conanp 2005) certificó alrededor de 170 mil hectáreas. Esta forma novedosa de conservación tiene varias
ventajas, ya que en las comunidades se fijan los consensos y se acuerdan en asamblea las reglas
que son legalizadas por las instancias del Registro Agrario Nacional .
 
(Boege 2008)
En el mapa anterior señalamos las reservas comunitarias en los estados de Oaxaca, Guerrero y Michoacán. Como se podrá observar forman verdaderos corredores biológicos. (Grupo Autónomo de Investigación Ambiental;  Estudios Rurales y Asesoría  Campesina,  Consejo Mexicano para la  Silvicultura Sostenible, 2006).
Dentro de estas experiencias tenemos casos paradigmáticos.  Seis comunidades chinantecas con sus tierras comunales que datan desde la colonia decidieron formar el Comité de Recursos Naturales de la Chinantla Alta (CORENCHI), Asociación Civil, conocida como CORENCHI, constituida el año 2004. Se trata de  la unión de comunidades agrarias chinantecas representadas por los comisariados de Bienes Comunales de Santa Cruz Tepetotutla, San Antonio del Barrio, Santiago y San Pedro Tlatepusco, San Antonio Analco y Nopalera del Rosario ubicadas donde confluyen la Sierra Juárez y la Cuenca del Papaloapan. Las asambleas han decidido juntar sus bosques de niebla o mesófilo de niebla en un área de 27  mil hectáreas de conservación. En estos bosques se han encontrado más de 800 especies de plantas superiores, varias de las cuales son nuevos registros para la ciencia y que tienen una distribución restringida en nuestro país. En relación a la fauna, se tienen registros de especies carismáticas como el jaguar, tigrillo, mono araña, mazate, hocofaisán y nutria entre otros, y el jabalí, tepezcuintle, tucán, oso hormiguero, cabeza de viejo, ocelote, faisán real etcétera. La integralidad ecosistémica y la enorme riqueza de la diversidad biológica, se ha sostenido debido a la presencia ininterrumpida de indígenas chinantecos en esta microrregión. Sus asambleas han aprobado ordenamientos ecológicos territoriales,  fijado reglas de acceso comunitarias a los recursos naturales y en áreas específicas se están promoviendo sistemas productivos sostenibles que contribuyan a conservar el suelo, el agua y la biodiversidad.  Estas áreas han sido certificadas como áreas de conservación vigente y ratificada en las enmiendas del 2008.
A pesar de que se trata de áreas de conservación certificadas avaladas por las enmiendas del 2008 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente  (LGEEPA)     ,  algunos funcionarios de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas quisieran ver administrada esta riqueza biológica por un esquema de conservación tipo reserva de la biosfera ignorando los enormes esfuerzos de las comunidades chinantecas de conservación biocultural. El argumento central de estos funcionarios se basa en el hecho que los destinos de la conservación voluntaria de las comunidades  los fija la asamblea comunitaria, mientras que un decreto presidencial tendría mayores certezas jurídicas y reales para la conservación. La cuestión es que se sobrepone así una administración federal a  la administración territorial comunitaria que desde antaño ha conservado de manera biocultural  sus territorios incluyendo nuevos procedimientos de conservación avalados por la asamblea. En esta superposición  se  generará un conflicto programado jurisdiccional entre los propietarios del territorio y la burocracia ambiental. Este conflicto puede poner en entredicho la conservación de esta riqueza biocultural.
Conclusión:
He propuesto en base a la extraordinaria riqueza biológica y cultural de los centros de origen biológica natural y domesticada el concepto de centros  bioculturales prioritarios para la conservación y desarrollo. En México gran parte de estos centros bioculturales están administrados  por cientos de ejidos y comunidades agrarias indígenas principalmente en las áreas de uso común. La LGEEPA ha integrado en  el artículo 46  fracción XI las áreas de conservación destinadas voluntariamente al Registro Nacional de Áreas Naturales Protegidas y al Sistema Nacional de Información Ambiental y de Recursos Naturales. Estos instrumentos jurídicos son compatibles  con los acuerdos vinculatorios de Dubai de los cuales México es signante. El caso paradigmático  de la chinantla vale para todas las iniciativas de reservas voluntarias campesino indígenas. En base a los ordenamientos jurídicos de conservación que se fueron construyendo tanto en los acuerdos internacionales como nacionales, el  estado mexicano debe de  dotar a las comunidades de recursos para el mejoramiento de la capacidades técnicas locales para la administración de sus territorios conservados, y ayudar en base a la conservación de flora y fauna todas  las actividades sostenibles que pudieran resolver la situación de pobreza de las mismas comunidades. La desconfianza oficial hacia las comunidades indígenas que han tenido iniciativas de conservación comunitarias  es el peor método para enfrentar el reto de la conservación en los territorios de los pueblos indígenas.  
Referencias bibliográficas:

Aguilar J., C. Illsley., y C. Marielle (2003), Los sistemas agrícolas d maíz y sus procesos técnicos.  En: Esteva, G. y C. Marielle eds.. Sin Maíz no hay país. CONACULTA- Museo Nacional de las Culturas Populares. México.
Análisis de cambio de uso del suelo (2002), Instituto de Geografía Unam. México
Aragón, F., Taba, J. M. Hernández, J. de Dios Figueroa, V. Serrano y F. H. Castro. (2006), Catálogo de maíces criollos de Oaxaca. Oaxaca,  México, Inifap, Libro Técnico 6.
Arriaga, L., J.M. Espinoza, C. Aguilar, E. Martínez, L. Gómez y E. Loa (coords) (2000), Regiones terrestres prioritarias de México. México, Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad,.
Arriaga, L., V. Aguilar y J. Alcocer. (2002), “Aguas continentales y diversidad biológica de México. México,  Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad
Astier, M. y N. Barrera (2006), Catálogo de maíces criollos de las cuencas de Pátzcuaro y Zirahuén. México. Universidad Nacional Autónoma de México,  Gira, Instituto Nacional de Ecología, Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Ganaderas, Gobierno de Michoacán, Secretaría de Medio Ambiente  y Recursos Naturales.
Benz, B., (1997). “Diversidad y distribución  prehispánica del  maíz mexicano” en Arqueología Mexicana.  México Núm. 25, Vol. V,.
Blanco, J. L. (2006), La erosión de la agrobiodiversidad en la milpa de los zoque popoluca de Soteapan: Xutunchincon y Aktevet. Tesis para obtener el titulo de doctor en Antropología. Universidad  Iberoamericana.
Berlin, B. (1999),  La etnobiología de los recursos nutritivos en las comunidades tzeltales en los Altos de Chiapas. El Colegio de la Frontera Sur. Bases de datos SNIB-CONABIO proyecto No. M001. México, D.F.
Bezaury Creel J., M. Ochoa y F. Torres (2007), Áreas naturales protegidas, estatales, del Distrito Federal y municipales de México. Conabio, Conanp, The Nature Conservancy y Pronatura A. C. . México. Formato CD.
Boege, E. (2008), El Patrimonio Biocultural de los pueblos indígenas de México. México  Hacia la conservación in situ de la biodiversidad y agrodiversidad en los territorios indígenas. México.  Instituto Nacional de Antropología e Historia,  Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.
 Caballero, J. (1984), Recursos comestibles potenciales. en T. Reyna ed. Seminario sobre la alimentación en México . México, Instituto de Geografía  UNAM pp 114 y sigs.
Casas, A. et al., (2000), Plant Management among the Nahua and Mixtec from the Balsas River Basin: an ethnolobotanical approach to the study of plant domestication. En Human Ecology 51:455-478.
Casas, A. (2001), “Silvicultura y Domesticación de plantas en Mesoamérica”, en: B., Rendón , S. Rebollar, J.Caballero, M. Martínez (eds.). Plantas, Cultura y Sociedad. Estudios sobre la Relación entre los Seres Humanos y Plantas en los Albores del Siglo XXI,  UAM-I y SEMARNAP.
Challenger, A.(1998), Utilización y conservación de los tipos de vegetación terrestres de México.  Sierra Madre, S.C.
Chapin, M. (1992), The Co-existence of Indigenous Peoples and Environments in Central America. Research and Exploration 8 (1), insert map.
CIMMyT (1999), A Core Subset of LAMP. From the Latin American Maize Project 1986- 1988. México D.F.
Colunga, P., F. May (1992), El sistema milpero y sus recursos genéticos. En Zizumbo D. et al  La modernización de la milpa en Yucatán. Utopia o realidad. Mérida. Centro de Investigación Científica de Yucatán, Asistencia Danesa para el Desarrollo Internacional.
Colunga P., A. Larqué, L. Eguiarte, y D. Zizumbo (eds.) (2007), En lo ancestral hay futuro: del tequila, los mezcales y otros agaves. México. Centro de Investigación Científica, Conacyt, Conabio, Semarnat, Instituto Nacional de Ecología.
Colunga, P. D. Zizumbo, J. Martínez  (2002), Conservación in situ de las variedades locales de la Milpa. En: Manejo de la diversidad cultivada en los agrosistemas tradicionales. Mérida Yucatán. International Plant Genetic Resources Institute.
Comisión Nacional del Agua  (1998), Cuencas Hidrológicas. Escala 1:250 000. México. .
Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas), (2005), Estrategias de conservación: certificación de iniciativas de conservación comunitaria. México Semarnat.
Conabio  ( 1999), Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves”. Escala 1:250 000. México. Conabio , Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza,  Sección Mexicana del Consejo Internacional para la Preservación de las Aves,  Sociedad para el Estudio y Conservación de las Aves en México A.C.
Conabio (2006), “México como centro de origen de plantas cultivadas”, Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad. (En línea) www.Conabio.gob.mx/conocimiento/bioseguridad/doctos/Doc_CdeOCdeDG.pdf - consultado febrero
Conabio  ( 2006), Documento base sobre centros de origen y diversidad en el caso de maíz en México.  Méxic,  inédito Conabio..
Conabio (2006 a), Capital natural y bienestar social. México.Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad,
Conabio  (2007a), Distribución puntual de las especies del género Capsicum  L. en México. Shapefile. Sistema de Información de Organismos Vivos Modificados (SIOVM). Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad. CONABIO, México
Conabio  (2007b), Distribución puntual de Cucurbita pepo L. y sus parientes silvestres con los que puede hibridizar y tener descendencia viable en México  Shapefile. Sistema de Información de Organismos Vivos Modificados (SIOVM). Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad. México
Conabio (2007c), Distribución puntual de Lycopersicon esculentum variedad leptophyllum (Dunal) D’Arcy. Shapefile. Sistema de Información de Organismos Vivos Modificados (SIOVM). Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad.
Conabio (2007d), Distribución puntual de las especies del género Phaseolus L. en México. Shapefile. Sistema de Información de Organismos Vivos Modificados (SIOVM). Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad. México
Conabio (2007e), Distribución puntual de las especies cultivadas del género Phaseolus L. en México. Shapefile. Sistema de Información de Organismos Vivos Modificados (SIOVM). Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad. México
Conabio (2007f), Distribución puntual de Phaseolus vulgaris L. silvestre en México  Shapefile. Sistema de Información de Organismos Vivos Modificados (SIOVM). Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad. México
Conabio (2007g) Distribución puntual de las razas de maíces nativos en México. Shapefile. Sistema de Información de Organismos Vivos Modificados (SIOVM). Coordinación de Análisis de Riesgo y Bioseguridad. México
Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegirdas (2007), Áreas Naturales Protegidas,  Semarnat.
Dasman, R.(1964),  Wildlife Biology. New York . Willey,
Diario Oficial de la Nación 2008 Catálogo de las Lenguas Indígenas Nacionales.
De la Cruz, E., Mapes, C. y  García, J., (2004), Informe del proyecto Colecta, conservación, caracterización y mejoramiento de seudocereales nativos en México. México. ININ
Grupo Autónomo de Investigación Ambiental;  Estudios Rurales y Asesoría  Campesina,  Consejo Mexicano para la Silvicultura Sostenible (2006), Ordenamiento comunitario del territorio en México (base de datos). México. Reporte de consultoría al Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza-Iniciativa Cuencas-. inédito
García- Mendoza, A., M.J.Ordoñez y M. Briones- Salas  (coords) (2004),  Biodiversidad de Oaxaca. Instituto de Biología UNAM, Fondo Oaxaqueño para la Conservación, WWF.
Gispert M., y H. Rodríguez (1998), Los Coras: Plantas alimentarias y medicinales. México. Colección Cultura Popular y Biodiversidad
Hernández X.,E. (1985),  Xolocotzia. Obras de Efraím Hernández Xolocotzi.  Tomo I Revista de Geografía Agrícola. Universidad Autónoma de Chapingo. México
Hernández X., E. (1987),  Exploración etnobotánica del maíz. En  Xolocotzia. Obras de Efraím Hernández Xolocotzi. Tomo II Revista de Geografía Agrícola. Universidad Autónoma de Chapingo. México
Hernández X., E., M A. Zárate (1991), Agricultura tradicional y conservación de los recursos genéticos  in situ. En: Avances e el estudio de los recursos fitogenéticos de México. Sociedad Mexicana de Fitogenética A. C. pp 7 y sigs.
Hernández X., E. et al. (1987), “Razas de maíz en México, Su origen, características y distribución”, en Revista de Geografía Agrícola, México: Universidad Autónoma de Chapingo.
Hernández, X.E., (1993), Aspects of plant domestication in  México: a personal view. En
              Rammamoorthy T.P., R. Bye, A. Lot y J. Fa.(comps.). Biological Diversity of México.
              Origins and Distribution. Oxford University Press.
INALI( 2007),   http://www.inali.gob.mx/catalogo2007/).
Instituto de Geografía de la UNAM. (2002), Análisis del cambio del uso del suelo. México.
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2000), XII Censo General de Población y Vivienda 2000. México.
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2000), Diccionario de datos de uso de suelo y vegetación: Escalas 1:250,000. Diccionario de datos geográficos, Dirección General de Geografía, INEGI, 51 pp. Consultado (en línea) http://mapserver.inegi.gob.mx/geografia/espanol/normatividad/diccio/USUE_HER.PDF, Fecha de consulta diciembre, 2003
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2002), Cartografía y uso del suelo y vegetación. Serie III. México
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2004), (en línea) www.mapserver.inegi.gob.mx/geografia/espanol/cartcat/avances.,  Avances 1 Diciembre, 2004. consultado: marzo 2005
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) (2001), VIII Censo ejidal. México
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) (2007), IX Censo ejidal. México
Instituto Nacional Indigenista. (1993), Regiones Indígenas de México  (documento de trabajo). México
Instituto Nacional Indigenista (2000), Riesgos y desastres naturales en regiones indígenas de México. INI, México.
Maffi, L.(2001), On biocultural diversity, Linking language, knowledge, and the environment. Smithsonian Institution Press, Washington and London
Martinez A., V. Evangelista, F. A. Basurto y M. Mendoza. (2000), La etnobotánica y los recursos fitogenéticos: el caso de la Sierra Norte de Puebla.  Geografía Agrícola. Estudios regionales de la agricultura mexicana. Etnobotánica y recursos fitogenéticos. 31, julio diciembre 2000  UACH
Muñoz, A. (2003), Centli- Maíz. Prehistoria, historia, diversidad, potencial, origen genético y geográfico  México.Colegio de Posgraduados – SAGARPA.
Nations, J. y R. Nigh (1980),  “The Evolutionary Potential of Lacandon Maya Sustained-Yield Tropical Forest Agriculture”, Journal of Anthropological Research, vol. 36, núm. 1.
Navarro, H. (2004), Agricultura campesina- indígena, patrimonio y desarrollo agroecológico territorial. Conacyt- Colegio de Posgraduados- Red Mesoamericana para la Investigación  - Desarrollo de la Agricultura Regional. México
Ortega Pazcka, R., (1973), Variación en maíz y cambios socioeconómicos en Chiapas, Mexico 1946- 1971. Tesis para obtener el grado de Maestro en Ciencias. Colegio de Postraduados ENA, México
Ortega Pazcka., R. et al. (1991), "Estado Actual de los estudios sobre maíces nativos de México" en: Avances en el estudio de los recursos fitogenéticos de México. Sociedad Mexicana de Fitogenética A.C. 1991 México
Ortega Pazcka., R, (1996), “La Tecnología Agrícola Tradicional: Origen de la agricultura e importancia de los   Maíces Criollos de los Valles Centrales de Oaxaca”, Provedora Gráfica de Oaxaca,
1996:189-200
Ortega Pazcka, R., (2000),“Colecciones de semilla y sus relaciones con conservación in situ” en Revista de Geografía
Ortega Pazcka., R., et al. (2003a), Avances en el estudio de los Recursos Fitogenéticos de México. México: Sociedad Mexicana de Fitogenética A.C.-CONACYT-IBPGR-Jardín Botánico UNAM.
Ortega Pazcka, R. (2003 b), “La diversidad del Maíz en México” en: Esteva G. y C. Marielle (coords.) Sin maíz no  hay país. México. Culturas Populares de México.
Ortiz, S., y A. Otero. (2006),  México como centro  de origen del maíz  y elementos sobre  la distribución de parientes silvestres y variedades o razas de maíz en el norte de México.  Coordinación del programa de bioseguridad del Instituto Nacional de Ecología. México (http://www.ine.gob.mx/download/mex_origen_maiz_vf.pdf . consultado en diciembre de 2006)
Perales H., B.F Benz y S.B. Brush (2005), Maize diversity and ethnolinguistic diversity in Chiapas Mexico.  PNAS, vol 102 Handbook of Energy Utilization in Agriculture no 3 Jan 18, 949-954
Rzedowski, J. (1998), La Flora en: Florescano, E. (ed) El Patrimonio Nacional de México. Vol. I, FCE y CNCA pag 146 México.
Sánchez, J., M. Goodman y G.W. Stuber (2000), “Isozimatic and Morphological Diversity in
the Races of Maize of Mexico”, en Economic Botany, núm. 54, pp. 43-59.
 Sansekan Tinemi y GEA (2007), Reforestación (en línea)  http://www.laneta.apc.org/sanzekan/reforest.htm consultado en marzo 2007
Serrano, E., A. Embriz, P. Fernández. (2002), Indicadores socioeconómicos de los pueblos indígenas de México.  Instituto Nacional Indigenista, Programa de Naciones Unidas de Desarrollo y  Comisión Nacional  de Población.
Serrano, E., (Coord) (2006), Regiones indígenas de México. México. Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)  y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
Solis, I. y J. Van Heerwaarden (2003), Informe final del proyecto: Rescate del sistema milpero tradicional maya ante el fenómeno del huracán Isidore: La importancia de las especies criollas.  Mérida Yucatán. Programa de Pequeñas Donaciones. Red de Organizaciones del Sureste para el Desarrollo Sustentable, A.C.  Programa de Naciones Unidas de Desarrollo.
Taba, S. (ed.), (1995), Maize Genetic Resources. Maize Program Special Report: Latin America Maiz Germoplasm Regeneration and Conservation, México Cimmyt,
Terán, S.y C. ,Rasmussen (1994), La milpa de los Mayas Prehispánicos y actuales. México, Asistencia Danesa para el Desarrollo Internacional, Gobierno del Estado de Yucatán.
Terán, S. ,C. ,Rasmussen y O.May. (1998), Las plantas  de la milpa entre los mayas. Mérida Fundación Tun Ben Kin A.C.
Toledo, V.M., y M. Ordóñez (1993), The  Biodiversity Scenario of México. A Review of Terrestrial Habitats. En: T.P Ramamoorty, R. Bye, A. Lot J.Fa (eds) Biological diversity of Mexico. Origin and distribution. Oxfort University Press, New York
Toledo, V.M (2001),   Biocultural diversity and local power in Mexico: Challenging Globalization  en: Maffi, On Biocultural Diversity, Linking Language, Knowledge, and the Environment. Smithsonian Institution Press, Washington and London
 Toledo, V.M et al. (2001), Atlas etnoecológico de México y Centro América; Fundamentos, Métodos y Resultados  en: Etnoecológica vol 6 no. 8, pp 7-41 México
 Vavilov, N.I. (1927), Origin and Geography of Cultivated Plants. Cambridge: Cambridge University Press (reeditado en 1992).
Vázquez, M. A. (2001), “Etnoecología chontal de Tabasco”, Etnoecológica, vol. VI, núm. 8-9, México.
Wellhausen E.J., L.M. Roberts, W. Hernández X. P.C. Mangelsdorf (col.) (1987) “Razas de maíz en México. Su origen, características y distribución”. En” Xolocotzia, Obras de Efraim Hernández Xolocotzi”. Revista de Geografía Agrícola. México Universidad Autónoma de Chapingo Tomo II
Zeder, M.A., (2006), Central Questions in Domestication of Plants and Animals en: Evolutionary Anthropolgy: Issues, News and Reviews. 15:105-117.
Zolla, C., E. Zolla (2004), Los Pueblos indígenas de México. 100 preguntas. Colección: La pluralidad cultural de México. UNAM. México
ANEXO 1. Áreas Naturales Protegidas (ANP) Federales  y Territorios Indígenas  en hectáreas

AREA NATURAL PROTEGIDA    PUEBLO INDÍGENA    SUPERFICIE. ANP EN TERRITORIOS INDÍGENAS     SUP. TOTAL DE CADA TERRITORIO  INDÍGENA     SUP. TOTAL DE LA ANP     POBLACION INDÍGENA QUE VIVE ADENTRO DE LA ANP    POBLACION TOTAL QUE VIVE ADENTRO DE LA ANP    PORCENTAJE DE TERRITORIO INDÍGENA EN ANP
    CATEGORÍA DE MANEJO (*)
Barranca de Metztitlán    Otomí    15 631    488 627    95 339    1 258    26 127    16.40    RB
Bonampak    Maya Lacandón    4 244    490 074    4 244    12    12    100.00    MN
Bosencheve    Mazahua    2 102    125 891    10 964    5 576    12 290    19.17    PN
Calakmul    Chol    86 498    792 334    719 838    1 352    2 568    12.02    RB
    Maya    205 479    7 440 854                28.55    RB
    Tzeltal    419    924 774                0.06    RB
Cañon del Río Blanco    Nahua Zongolica - Pico de Orizaba    10 055    348 988    48 596    26 348    307 252    20.69    PN
Cañon del Sumidero    Tzotzil    4 085    774 323    21 912    1 018    1 853    18.64    PN
Cascada de Agua Azul    Chol    754    792 334    2 320    1 445    1 537    32.51    APFF
    Tzeltal    1 566    924 774                67.49    APFF
Cienegas del Lerma    Otomí    30    488 627    3 010    -    -    1.00    APFF
Cuenca Hidrográfica del Río Necaxa    Nahua SLP, SNP, NVER    20 326    947 703    41 406    53 697    119 583    49.09    APRN
    Totonaca    380    313 948                0.92    APRN
Chan-Kin    Chol    1 415    792 334    12 212    -    -    11.59    APFF
    Maya Lacandón    10 796    490 074                88.41    APFF
Dzibilchantun    Maya    533    7440 854     533    0    18    100.00    PN
El Triunfo    Tzeltal    6 741    924 774    120 192    1 054    10 128    5.61    RB
    Tzotzil    4 884    774 323                4.06    RB
Islas del Golfo de California    Mayo    729    321 124    317 508    -    -    0.23    APFF
    Seri    119 002    212 222                37.48    APFF
    Yaqui    244    449 320                0.08    APFF
Iztaccíhuatl-Popocatépetl    Nahua GRO, Altiplano, EDOMEX, OAX    6 017    663 813    89 875    0    243    6.70    PN
La Sepultura    Tzeltal    1  391    924  774    168  244    917    9 389    0.83    RB
    Tzotzil    374    774  323                0.22    RB
    Zapoteco    2  665    1 773  830                1.58    RB
Lacan-Tun    Maya Lacandón    63  081    490 074    63 081    -    -    100.00    RB
Lagunas de Chacahua    Mixteco    45    1 700 796    14 987    172    3 097    0.30    PN
Lagunas de Montebello    Chuj    135    7 093    6 434    54    1 363    2.09    PN
    Mame    541    35 796                8.41    PN
Los Mármoles    Otomí    4  493    488 627    23 328    1  334    8 027    19.26    PN
Los Petenes    Maya    65  879    7 440  854    280 352    0    2    23.50    RB
Los Tuxtlas    Nahua  del Sur  de Veracruz    21  715    96 293    154 533    6  897    28 182    14.05    RB
    Popoluca    31  933    109 819                20.66    RB
Malinche o Matlalcueyatl    Nahua GRO, Altiplano, EDOMEX, OAX    5  181    663 813    45 279    12  231    26 257    11.44    PN
Mariposa Monarca    Mazahua    7  443    125 891    55 937    793    24 161    13.31    RB
Metzabok    Tzeltal    3  375    924 774    3 375    61    61    100.00    APFF
Montes Azules    Chol    18  127    792 334    328 104    3  553    6496    5.52    RB
    Maya Lacandón    250 187    490 074                76.25    RB
    Tojolabal    7  680    230 634                2.34    RB
    Tzeltal    21  806    924 774                6.65    RB
    Tzotzil    4  359    774 323                1.33    RB
Naha    Tzeltal    3  854    924 774    3 854     162    162    100.00    APFF
Nevado de Toluca    Matlatzinca    1  032    4 071    53 747    119    8 777    1.92    PN
    Otomí     36    488 627                0.07    PN
Otoch Ma_Ax Yetel Kooh    Maya    5  326    7 440 854    5 326    138    151    100.00    APFF
Palenque    Chol    204    792 334    1 781    0    62    11.47    PN
    Tzeltal    25    924 774                1.39    PN
Pantanos de Centla    Chontal de Tabasco    20  665    79 406    302 118    2  303    20 699    6.84    RB
Papigochic    Tarahumara    1  720    2 647 372    242 418     303    9 842    0.71    APFF
Playa Ceuta    Mixteco    4    1 700 796     76    -    -    5.58    S
    Tlapaneco    8    294 429                10.51    S
Playa de Escobilla    Zapoteco    20    1 773 830    30    -    -    67.95    ?
Playa de Maruata Y Colola    Nahua de Michoacán    5    76 218    32    -    -    15.53    S
Playa Ria Lagartos    Maya    8    7 440 854    129    -    -    5.93    S
Ria Celestun    Maya    25  918    7 440 854    80 856    1  500    6 698    32.05    RB
Ria Lagartos    Maya    49  466    7 440 854    59 745    1  928    6 394    82.80    RB
Selva El Ocote    Tzeltal    513    924 774    101 568    4 062    6 948    0.50    RB
    Tzotzil    43  091    774 323                42.43    RB
    Zoque    5  196    678 665                5.12    RB
Sian Ka'an    Maya    36  687    7 440  854    525 148    116    578    6.99    RB
Sierra de Alamos-río Cuchujaqui    Mayo    3  692    321 124    92 189    1    629    4.01    APFF
Sierra Gorda    Huasteco    2  494    250 712    374 980    1  003    93 939    0.67    RB
    Nahua SLP, SNP, NVER      31    947 703                 0.01    RB
    Pame    4  020    104 479                1.07    RB
Tehuacan-Cuicatlan    Cuicateco    21  096    104 314    489 755    16  611    36 563    4.31    RB
    Chinanteco    26  245    651 480                5.36    RB
    Chocho    4  763    11 746                0.97    RB
    Mazateco    28  972    315 254                5.92    RB
    Mixteco    69  276    1 700 796                14.14    RB
    Nahua Zongolica - Pico de Orizaba    40  843    348 988                8.34    RB
    Popoloca    9  832    42 272                2.01    RB
Tutuaca    Pima    5  686    53 767    361 807    625    4 251    1.57    APFF
    Tarahumara    15  518    2 647 372                4.29    APFF
Uaymil    Maya    1  972    7440 854    88 726    0    1    2.22    APFF
Volcan Tacana    Mame      666    35 796    6 448    203    578    10.33    RB
Yagul    Zapoteco     169    1 773 830    1 078    11    48    15.67    ?
Yaxchilan    Chol    2  168    792 334    2 638    8    8    82.20    MN
    Maya Lacandón     463    490 074                 17.57    MN
Yum Balam    Maya    23  009    7 440  854    152 593    452    2 342    15.08    APFF
Total        1 467  034    23 562  441    5  578 645    147 317    787 316    26.30   
Fuente: Boege 2008
(*) Categorías de manejo: Área natural protegida de valor escénico (anpvehc), áreas naturales típicas (anpt), parque estatal (pe), monumento natural (mn), Reserva Biótica(rb), Reserva Ecológica (re); Parque Natural para la Recreación Popular (pnrp); Sitio sagrado natural (ssn); Parque Estatal Turístico Recreativo(petr); y Zona Especial Protección de Flora y Fauna Silvestre y Acuática (zepffa).

ANEXO 2: La diversidad biológica domesticada en territorios de los pueblos indígenas. Primera aproximación

TERRITORIOS INDIGENAS    Composición de las milpas según los registros botánicos  (primera aproximación)  Conabio y otras fuentes.
    RAZAS  Y ALGUNAS VARIEDADES DE MAÍZ REPORTADAS EN LOS TERRITORIOS INDÍGENAS         FUENTES(*)
    OTRAS ESPECIES COMESTIBLES DOMESTICADAS . CULTIVADAS O ARVENSES QUE APARECEN EN LA MILPA Y HUERTOS INDIGENAS,  ASÍ COMO ALGUNOS DE SUS PARES SILVESTRES  REPORTADAS EN LOS TERRITORIOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS . ESPECIES Y VARIEDADES  MANEJADAS, TOLERADAS O PROTEGIDAS, (FUENTES **)
Cochimi, Kumai, Cucapa,  Kiliwa, Paipai        Panicum sornorum  (3)
Seri         pitahaya
Yaqui , Mayo     Blando de Sonora, Chapalote, Dulce Norteño, Dulce, Dulcillo Noreste, Elotes Occidentales, Harinoso,Onaveño, San Juan, Tuxpeño (A,B,C)    Agave angustifolia, A. rhodacantha
Pima, Guarijio, Tepehuán
Rarámuri    Ancho pozolero, Apachito, Apachito 8, Apachito 9, Azul, Bofo, Bolita, Chalqueño, Cristalino norteño, Cristalino Chihuahua,Cónico norteño, Dulce Norteño, Dulce, Hembra, Perla harinoso, Gordo, Hembra, Lady Finger, Nal tel, Onaveño, Reventador, Reventador palomero,San Juan, Tablita, Tabloncillo, Tabloncillo perla, Tuxpeño (A,B,C)    Milpa: Agave angustifolia, Amaranthus hybridus, Cucurbita pepo, C. ficifolia, Phaseolus coccineus (1,16) 
Cora , Nahua
Huichol, Tepehuán     Amarillo cristalino, Blanco tampiqueño, Bofo,  Celaya, Cónico norteño, Harinoso de 8, Jala, Maíz dulce,  Reventador,  Pepitilla, Serrano,Tabloncillo , Tuxpeño, Tablilla, de Ocho,  Tabloncillo perla, Tamaulipeco, (A,B,C, ) teocinte, Vandeño    Milpa: Agave americana, A. angustifolia, A. durangensis, A.lechuguilla, A. maximiliana,  Amaranthus leucocarpus, Amaranthus hybridus, Phaseolus leptostachyus, Curcubita sp. C. moschata, Chenopodium mexicanun; Physalis leptophylla, Physalis angulata. Persea americana, Annona reticulata; Inga vera, Psidium sartorianum, Psidium guajava , Mastichodendron camiri, Casimiroa aduli,  Vitex pyramitdata , V. mollis,  Spondias mombin , S. purpurea ,  Stenocereus montanus, Randia Laevigata, Sarcostemma odoratum; Byrsonima crassifolia, Leucaena lanceolata , Leucaena esculenta , Opuntia sp.  (1,16)
Nahua Michoacán    Conejo, Cónico, Reventador, Olotillo, Tabloncillo, Tuxpeño, Zamorano amarillo,     Milpa:   bracteata, Annona purpurea (1); Agaves sp.
Purhépecha    Arrocillo, Cacahuacintle, Celaya,  Cristalino norteño, Cónico norteño, Elotes cónicos, Maíz dulce, Mushito, Palomero toluqueño, Pepitilla, Tabloncillo, Tuxpeño, Vandeño, Zapalote grande, Purhépecha  (A,B, M)    Milpa: Agave atrovirens., A. inaequidens ,A. Maximiliana, A. Salmiana, Amaranthus hybridus, Amaranthus retroflexus , Phaseolus pluriflorus, Phaseolus vulgaris, Phaseolus coccineus, Jaltomata procumbens, Physalis Pubescens, Solanum stoloniferum, Solanum verrucosum, Cucurbita ficifolia, C. moschata,; Chenopodium mexicanun, C. album, C. berlandieri, Annona cherimola (1, 11,16)
Otomi,  Matlazinca
Mazahua     Arrocillo Amarillo, Arrocillo azul, Cacahuacintle, Chalqueño, Cristalino norteño, Cónico norteño, Elotes cónicos, Palomero, Palomero toluqueño (A,B,C)    Milpa: Agave atrovirens, A. maximiliana, A. Inaedequens,  Cucurbita pepo, C. Ficifolia, Phaseolus vulgaris (1,16)
Nahuas Guerrero, Morelos, Edo. de México, Sur de Puebla    Ancho, Ancho pozolero, Bolita, Elotes cónicos, Pepitilla, Bolita, Elotes cónicos, Tabloncillo, Olotillo, Nal tel, Palomero, Vandeño, (A)    Milpa: Agave americana, A.lecheguilla, A.cupreata, Amarantus sp; Arachis hypogaea; Cucurbita moschata,  C. Pepo,:  Leucaena esculenta , Phaseolus coccineus, P.vulgaris, P. leptostachyus; Capsicum nahum,(1,16) 
Nahuas, Otomi  de Ixtenco
    Arrocillo azul,  Arrocillo blanco, Bolita, Cacahuacintle, Chalqueño, Cristalino norteño Tuxpeño Chalqueño,Palomero (A,C,H)    Milpa: Agave atrovirens, A. Angustifolia; Capsicum annuum, Cucúrbita ficifolia . C. Pepo, Leucaenia esculenta, Opuntia strepacantha, Solanum stoloniferum (papa de monte o voladora) S. demissum (papa cimarrona),  Secchium edule, Physalis chenopodifilia, P. Philadelphica, Lycopersicon esculentum,  Phaseolus vulagris, P.coccineus P. Leptostacchius, Persea americana, Annona angustifolia, A. cherimola, A.verticulata (1,16)
Tlapaneco, Triqui, Amuzgo
Mixteco de la Mixteca Alta y Baja, Mixteco de la Costa    Ancho, Arrocillo, Bolita, Celaya,  Chalqueño, Chiquito, Conejo, Cristalino norteño, Cónico x Comiteco, Carriceño,  Condensado, Elotes Cónicos, Fascia, Maizón, Sapo, Magueyano, Mixeño, Mixteco,  Nal tel, Naranjero, Olotón, Olotón Imbricado, Olotillo, Comiteco,  Pastor veracruzano, Pepitilla, Serrano Mixe, Mushito, Serrano de Oaxaca, Tablita, Tehua, Tehuacanero, Tehuanito, , Tepecintle,  Tuxpeño. Vandeño, (A, E ,F, G, I, J, K)      Milpa:  Agave Americana, A. atrovirens, A. angustifolia, A. karwinskii, A.lophanta, , A. marmorata, A. Potatorum, A. Salmiana, Amaranthus hybridus, Chenopodium mexicanun , Cucurbita argyrosperma, C. frutenscens ,C. pepo, Leucaenia esculenta,  Phaeolus coccineus, P. leptostachyus,)P.vulgaris, P. chiapasanus,  Allium glandusolum,  Persea americana ,  Sechium edule (1, 14,16)
Zapoteco Sureño, Chatino
Chontal Oaxaca,
Huave    Arrocillo, Bolita, Comiteco, Chalqueño, Comiteco, Conejo, Cónico, Cristalino norteño, Cuarenteño amarillo, Elotes Cónicos,  Magueyano,  Maíz Boca de Monte, Maíz Hoja Morada, Maizón, Mushito, Mejorado nativizado, Nal tel, Naltel  de Altura, Negro Mixteco,  Olotón,  Olotillo,  Olotillo amarillo, Rocamay , Serrano,  Tablita grande, Amarillo, blanco,Tempranero amarillo,  Tepecintle , Tuxpeño,  Vandeño,  Zapalote Chico,  (A, F)
    Milpa:  Agave Americana,  A. angustifolia, A.karwinskii, A.potatorum, ,  Ipomoea  batatas; Manihot sp Phaseolus spp (garrote. enredador , piñero, shumil, tacaná) , Cucucurbita,sp.(tamala, chompa cáscara dura); Crotallaria pumila , Portulaca oleaceae; Pchyrrhisus erosus, (1,16)
Kikapú     Tehua, Tuxpeño (A)    Milpa: Phaseolus sp. Cucúrbita sp.
Huasteco Otomì, Nahuas: Norte de Puebla, Ver. San .Luis  Potosí Tepehua Totonaca     Arrocillo, Arrocillo amarillo, , Arrocillo blanco, arrocillo azul, Cacahuacintle, Celaya, Cónico norteño, Cristalino norteño, Elotes cónicos,  Mushito, Olotillo , Palomero, Pepitilla, Ratón, Tamaulipeco, Tepecintle, Tepecintle 7, Tuxpeño , Tuxpeño  8, Tuxpeño 9, Ts’it bakal, (A,B,H, L)     Milpa: Agave americana, A. lophanta,  Amaranthus hypochondriacus, A.hybridus,  Cucurbita ficifolia, C. okeechobeensi, C.Pepo, C.moschata, C. argyrosperma; Capsicum annuum, C. pubescens, Diospyros digyna, Ipomoea batatas,   hederacea,  indica,  edule,   phillomega, Manihot esculenta, Pachyrrhizus erosus, Phaseolus acutifolius, Phaseolus acutifolius, P. coccineus, Phaseolus vulgaris, P. polyanthus,P. lunatus,P. vulgaris, Vigna unguiculata,  Physalis philadelphica, Porophyllum ruderale, Prunas serrotina, Sechium edule; Spondias purpurea;, Xanthosoma roboustum, Annona cherimola, Persea americana; Vainilla planifolia en las partes bajas (1, 8, 15,16)
Otomí
Pame, Chichimeca Jonaz    Arrocillo amarillo, Chalqueño, Cristalino norteño Cónico norteño, Ts’it bakal , Elotes cónicos, Fascia, Mushito, Tabloncillo Tuxpeño  (A,B,C)    Milpa: Agave lechuguilla, A.americana, A. striata, A. inaedequidens, A. salmiana, Solanum schenkii,  lozanii,  pubescens, Phaseolus coccineus, Solanum verrucosum (1,16)
Chocho, Popoloca,
Nahuas de Zongolica,
Cuicateco, Mazateco,
Chinanteco,Mixteco,
Ixcateco
    Bolita,  Chalqueño,   Elotes cónicos, Olotón, Pepitilla, Tuxpeño ( A,B,C)    Milpa: Agave angustifolia,  A karwinskii, A. potatorum, A.paecockii, A. Salmiana,  Amaranthus hybridus,  Solanum lesteri, Solanum polyadenium,  Escontria chiotilla; Polaskia chende, P. chichipe , Myrtillocactus geometrizans, M. schenckii , Pachycereus hollianus, Stenocereus stellatus, Hylocereus undatus, Opuntia spp, O. cochenillifer, O.  Aubert, Phaseolus vulgaris, Neubouxbania tetezo, Portulaca oleracea, Yucca periculosa , Acacia acatlensis, Stenocereus pruinosus, Leucaena esculenta, L. leucocephala (1, 6,7,16)
Nahua de Zongolica,
Mazateco,
Chinanteco
Cuicateco,
Zapoteco, Mixe    Bolita, Celaya, Cónico, Chalqueño, Chiquito, Comiteco, Cristalino Norteño, Elotes Cónicos,  Elotes Occidentales, Mixeño, Mushito, Nal tel, Nal tel de altura, Olotillo, Olotón, Onaveño, Pepitilla, Serrano, Serrano de Oaxaca, Tepecintle, Tuxpeño,  Vandeño, Zamorano, Zapalote chico, Zapalote grande, (A,B,C, F)
     Milpa: Agave angustifolia,  A. karwinskii, A.potatorum, A. salmiana, A atrovirens var. Mirabilis, A. mapisaga , A.chiapensis,  Amaranthus, sp, Cucurbita okeechobeensi, C. ficifolia, C. argyrosperma,,  C. maxima, C. pepo, C. moschata, Capsicum rhomboideum, Leucaena esculenta, L. macrophylla, , L. leucocephala, Persea americana, Spondias bombin, , Solanum schenkiiPhaseolus coccineus, P. vulgaris, P. Chiapasanus, Lycopersicon esculentum (jitomate riñon, Physalis philadelphica,  Sechium americanum.,S.chinanense, S. edule; Terminalia cottapa, Annona cherimola, A. Muricata, Bixa orellana L.,  Carica papaya; Diospyros digyna , Vanilla planifolia ( 1, 8, 16)
Nahuas Sur Veracruz
Popoluca     Olotillo,   Tuxpeño,  Nal tel,  Olotillo, Tepecintle , Tuxpeño (A,B,E)    Milpa , Allpphylus cominia,Arum sagitaefolium, A. pajiat, Arachis hypogaea., Brumelia retusa, Phaseolus lunatus, P. vulgaris , Cajanus cajan, Canavalia glabra, Vigna unguiculata ,Capsicum annuum, Sechium edule.  Chamaedorea elatior, C.tepejilote,  Chrysophyllum mexicanum, Colocasia esculenta , Crotalaria longirostrata , Diospyros dygina, Erythrina americana, Lycopersicon esculentum,  Jaltomata procumbens, Pasiflora fostida, Pasiflora quadrangularis, , Xanthosoma violaceaum , Annonna muriceta, A. purpurea c, A. reticulata, Manilkara zapota, Ficua hartwegil , Inga jinicuil , I. punctata, I. sapindoides, I. Vera, Manihot sculenta, Persea americana, Pasiflora sp., Piper auritum,Yuca elephantiapes,  Plumeriopsis ahual , Phachyrhizus erosus,, Solanum nigrum,  Spondia spp.,  Pouteria campechania, Trophis racemosa, Parathesis sp , Pimenta dioica, Pouteria zapota, Psidium friedrichsthalianum, P. quineense , P. guajaba,  Acrocomia mexicana , Astrocaryum mexicanum (1,4)
Zoque,Tzotzil
Tzelta,l Chol    Cristalino norteño,Olotillo, Olotón, Tepecintle, Vandeño,Zapalote chico,  (A,B,C,)    Milpa: Agave angustifolia, Capsicum lanceolatum, C.rhomboideum,  Spondias Bombin, Byrsonimia crassifolia (1, 16)
Zoque , Maya Lacandón, Chol, Kanjobal, Chuj, Tojolabal, Tzotzil, Tzeltal, Chontal de Tabasco (en la Sierra), Mame, Chinanteco    Arrocillo amarillo, Clavillo, Comiteco, Cristalino norteño, Comiteco, Cubana, Elotes cónicos, Motozintleco, Nal tel, Olotillo, Olotón(incl.Negro de Chimaltenango), Olotillo, Quicheño, Tehua, Tepecintle, Tuxpeño,Vandeño, Zapalote chico, Zapalote grande,  (A,B,C, K, J)
    Milpa: Amaranthus caudatus, A. hybridus,,Capsicum annuum, C.pubescens, Cucurbita argyrosperma, C. ficifolia, C. moschata, C.okeechobeensis, C.pepo, Arachis hypogaea Phaseolus coccineus, P. leucanthus, P. vulgaris, Vigna unguilata,; Cajanus cajan, Leucaena diversifolia; Cymbopogon citratus Parathesis chiapensis, Inga leptoloba , Lycopersicon esculentum, Cyphomandra betacea,  Physalis gracilis,  Jaltomata procumbens,   batatas; Portulaca oleracea; Jatropha curcas, Psidium guajava,  Psidium guineense, Salvia coccinea,  Solanum hirtum, S.  americanum Eryngium foetidum; Nothoscardum bivalve,  Bidens pilosa, ;Cirsium horridulum,  Brassica campestri, Galinsoga quadriradiata, Byrsonima crassifolia, Guazuma ulmifolia ,  Chenopodium ambrosioides  (1, 10, 14 )
Tzeltal Tzotzil    Olotillo, Olotón, Tepecintle, Tuxpeño (A)    Cucúrbita agyrosperma  (1)
Chontal de Tabasco     Olotillo,  Tuxpeño , marceño( A,C)    Milpa: Capsicum annuum, Curcubita lundeliana
Byrsonima crassifolia, Teobromina cacao, Acoelorrhaphe wrightii, Acronimia mexicana, Bactris baanoid,  Raystonea dunlapiana,  Sabal mexicana, Scheelea liebmannii;  Spondias mombin; Hylocereus undatus ,  Tradescantia pendula; Trema micrantha   (1)
Maya  de Yucatán, Chol
Tzeltal , Kekchi
Kanjobal
    Boxloch, Chac chob, Bekech Bakal, Chuya, Clavillo, Cubana, E hub,, Ek sa kaa,   Nal tel, Nal xoy, Olotillo, Sak tux, Sak nal, Servera, Tepecintle, Ts’it Bakal (olotillo), Zapalote chico, Xnuk nal (Tuxpeño), Xkan nal,Xee ju,  Xtuo nal, Nal tel. (A, B, C, D)
     Milpa: Agave Angustifolia, Capsicum annuum, C.argyrosperma, C.Frutenscens L., C. pubescens, , C. sinense,  Cucúrbita ochata, C.argyrosperma , C. pepo, C. foetidissima, C. lundelliana,  Lagenaria siceraria , Phaseolus vulgaris, P. lunatus,Vigna unguiculata,  Cajanus cajan, Xanthosoma yucatannese , (ñame) Ipomoea batatas, Manihot esculenta, Solanum tuberosum, Pachyrrhizuz erosus , Lycopersicon esculentum, Cnidoscolus acontifolius,Carica papaya, Carica pennata, Aarachis hypogaea, Acrocomia Mexicana, Annona muricata.Annona squamosa, Annona diversifolia,Annona squamosa,  Annanas comusus, Achras zapota (Manilkara zapota), Bixa orellana ; Brosinum Alicastrum, Byrsonima crassifolia , Chrisophillum cainito,Cnidoscolus chayamansansces, Cocos nucifera, Cordia dodecandra, Discorea alata, Hylocereus undatus, Manilkara Achras,  Persea americana, Psidium guajava Sechium edule,  Spondia spp, Talisia olivaeformis,  Vigna unguiculata, (1, 2, 3, 16)
(*) FUENTES consultadas para  la distribución de  razas de Maíz   (A) Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo; Wellhausen et.al, (1987); Hernández X., 1987 (B) Ortega P. , (2003b);  (C) Aguilar, Illsley, y Marielle, (2003) ; (D) Solis y V. Heerwaarden , (2003) ; (E) Blanco,.2006 ; (F) Aragón et al , (2006); (G) Navarro, (2004 ) (H) Martínez et al., (2000);  );  (I)  Muñoz, (2003) ; (J) Perales, Benz y Brush, ( 2005); (K) Ortega (1973); ( (L) Astier y Barrera, 2006    .
(**) Fuentes consultadas para la distribución de la agrobiodiversidad:  1) CONABIO, (2007)  ; 2)  Terán , Rasmussen y O. May ,(1998); 3) Colunga y May ,(1992); 4) Blanco, (2006); 5) González ,(1989); 6)  Dávila, (2003); 7) Casas ,(2000) 8) Martínez .et al,  (2000); (9) García- Mendoza ,Ordoñez, y Briones- Salas, (2004) 10) Berlin, (2000). (10) Navarro,.( 2004); (11) Mapes ,(2007) (Comunicación personal); (12) Gispert y Rodríguez (1998); (13) Vázquez y Dávila, (2001); (14) Nations y Nigh , (1980) (15) Martínez A. et al,  (16) Colunga et al,  (2007).


ANEXO 3. Áreas naturales protegidas estatales. (Varias categorías de protección).

Áreas Naturales  Protegida Estatales    Pueblos Indígenas    Hectáreas
Agua Blanca    Chol    1 328
Balam-kin    Maya    9 964
Balam-Ku    Chol, Maya    104 327
Cañon de Usumacinta    Chol, Tzeltal, Zoque    15 935
Cascadas de Reforma    Tzeltal    3
Centro Ceremonial Mazahua    Mazahua    19
Chanal    Tzeltal    4 240
Chapa de Mota    Otomí    32
Ecológico de Capácuaro    Purhépecha    8
El Bosque Adolfo Roque Bautista    Huasteco    7
El Oso Bueno    Otomí    2 609
El Sotano de las Golondrinas    Huasteco    280
Gertrude Duby    Tzotzil    65
Hierva el agua    Zapoteco    58
Huitepec-Los Alcanfores    Tzotzil    103
Kabah    Maya    996
La Armella    Mixteco    0
La Concordia Zaragoza    Tzotzil    2 014
La Hoya de las Huahuas    Huasteco    403
La Pera    Tzotzil    240
La Sepultura    Tzeltal ,Tzotzil, Zapoteco    4 434
Lagunas de Yalahau    Maya    5 420
Las Cuevas del Viento y la Fertilidad    Nahua SLP, SNP, NVER    8
Lic. Isidro Fabela    Mazahua    887
Los Petenes    Maya    81 800
Navachiste    Mayo    2 268
Pico El Loro-Paxtal    Mame    6 992
Rancho Nuevo    Tzotzil    1 064
Reserva de Dzilam (2005)    Maya    2 410
Reserva de Dzilam2  (2005)    Maya    4 778
Reserva El Palmar    Maya    1 248
San Juan Bautista Tabi y Zac Nicté    Maya    1 420
Santuario del Agua Presa Brockman     Mazahua    1 001
Santuario del Agua Presa Corral de Piedra    Matlatzinca    273
Santuario del Agua Presa Ñado    Otomí    1 400
Santuario del Agua Sist. Hidro. Presa Huapango    Matlatzinca, Otomí    2 362
Santuario del Agua Valle de Bravo    Mazahua    4
Santuario del Agua y Forestal P. Villa Victoria    Mazahua    15 683
Santuario del Agua y Forestal Subcuenca Tributaria Arroyo Sila    Mazahua, Otomí    17 651
Santuario del Agua y Forestal Subcuenca Tributaria Presa Antonio Alzate    Otomí    4 399
Santuario del Agua y Forestal Subcuenca Tributaria Rio San Lorenzo    Nahua, Otomí    2 423
Santuario del Manatí, Bahía de Chetumal    Ixil    2 832
Sierra de Guadalupe    Mixteco    471
Sierra de Otontepec    Nahua norte de Veracruz y San Luis Potosí.    5 941
Sierra de Tabasco    Chontal de Tabasco, Chol    7 150
Sistema Tetzcotzingo    Nahua Guerrero,  Altiplano,     972
Tehuacán - Zapotitlán (Pol4)    Mixteco    1 238
Tehuacán-Zapotitlán    Popoloca, Nahua Zongolica,  Mixteco    50 958
El Ocotal    Otomí, Mazahua    154
Tzama Cum Pumy    Zoque    102
Valle de Cuicatlán    Chinanteco, Chocho, Cuicateco, Mazateco, Mixteco, Nahua Zongolica-    150 069
Volcán Tacana    Mame    855
Zempoala - La Bufa "Otomi-Mexica"    Otomí, Nahua    12 821
Total         534 119

Fuente: Boege 2008 , tomado de Bezaury- Creel J. E. , L.M. Ochoa  y J.F. Torres. (2007)



ANEXO 4 : Los  Centros bioculturales para la conservación y el desarrollo.
    REGION BIOCULTURAL PRIORITARIA (RBP)    PUEBLO INDÍGENAS EN LAS RBP    ZONAS  ECOLÓGICAS (*)    ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS FEDERALES EN LA RBP    REGIONES TERRESTRES PRIORITARIAS EN LA RBP    REGIONES HIDRICAS PRIORITARIAS EN LA RBP    AICAS EN LA RBP
1    RBP
San Pedro Mártir    Cochimi, Kumai
Cucapa,  Kiliwa
Paipai    AS,VH
 TS    Delta del Río Colorado    Sierra Juárez, San Pedro Mártir
Santa María   El Descanso    Delta del Río Colorado
Sierra de Juárez    Sierra Juárez

2    RBP Konkaak    Seri
    AS,M     Islas del Golfo de California    Sierra Seri    Isla Tiburón Canal Infiernillo Estero Santa Cruz    Isla Tiburón   Río Bacoachi Islas del Golfo de California
3    RBP Yaqui Mayo    Yaqui
Mayo     AS, TS    Islas del Golfo de California    Sierra El Bacatete
Las Bocas     Río Yaqui   Cascada Bassaseachic Río Mayo, Cuenca alta del Río Fuerte    Cuenca del río Yaqui, Sistemas: La Luna, Guásimas, Algodones; Zonas húmedas de Yávaros Agiabampo,
4
    RBP Tarahumara    Pima
Guarijio
Tepehuán
Rarámuri    AS, TS.
TrS

    Tutuaca
Papigochic
    Yécora  El Reparo Cuenca  Río Jesús María, Alta Tarahumara
Guadalupe Calvo  Mohinota Cañón Chínipas, Barranca Sinforosa, Rocahuachi, Barrancas  Nanaruchi, Guacamayita,    Río Yaqui – Cascada, Bassaseachic, Río Mayo, Cuenca Alta de los Ríos Culiacán y Humaya, Cuenca alta del Río Conchos y Río Florido, Cuenca Alta del Río Fuerte,Río Nazas,  Cascada, Bassaseachic,    Cuenca del Río Yaqui
Álamos  Río Mayo
Pericos
Guacamayita

5    RBP Huicot    Cora , Nahua
Huichol, Tepehuán     TrS,
TS
TH                      Cuenca del Río Jesús María
Sierra Los Huicholes
    Río Baluarte   Marismas Nacionales, Lagos Cráter de Nayarit, San Blas  La Tovara    El Carricito
6    RBP Sierra  Coalcoman    Nahua Michoacán    TrS    Playa de Maruata y Colola    Sierra  Coalcoman    Río Coalcomán y Nexpa    Coalcomán   Pómaro
7    RBP Tancítaro    Purhépecha    TrS,TS,TH        Tancítaro    Pátzcuaro y cuencas endorréicas cercanas    Pátzcuaro
8    RBP Sierra de Chincua Nevado de Toluca    Otomi
Mazahua
Matlazinca    TS
    Mariposa Monarca
Bosencheve
Nevado de Toluca    Sierra de Chincua, Nevado de Toluca    Cabecera del Lerma, Humedales de Xilotepec   Ixtlahuaca
Los Azufres,     Sierra de Chincua, Sierra de Taxco y Nevado de Toluca
9
    RBP Montaña Guerrero, Sierras Taxco y Huautla    Nahuas Guerrero, Morelos, Edo. de México    TrS,TS     Cañón del Zopilote,
Sierra de Huautla    Cañón del Zopilote,
Sierras de Taxco  y Huautla    Río Amacuzac,
Río Papagayo   Acapulco    Cañón del Zopilote,
Sierra de Huautla
10    RBP Sierra Nevada y La  Malinche     Nahuas Otomi Altiplano,
    TS
    La  Malinche o Matlalcueyetl
    Sierra Nevada  La Malinche

        Volcanes Iztaccihuatl Popocatépetl
11    RBP Mixteca Alta, Baja, Costa    Tlapaneco Triqui Amuzgo
Mixteco de la Mixteca Alta y Baja, Mixteco de la Costa    TrS,TS
AS, TH
TH        Sierras Triqui Mixteca
Tlacuache, Cerros Negro Yucaño, Bajo Río Verde Chacahua    Tlaxiaco,  Cuenca alta del Río Ometepec, Río Papagayo   Acapulco , Río Verde   Laguna de Chacahua   
12
    RBP Sierra Sur Oaxaca    Zapoteco Sureño, Chatino
Chontal Oaxaca,    TS, TH, TS        El Tlacuache, Sierra Sur y Costa de Oaxaca
    Rio Verde   Chacahua    Sierra de Miahuatlán
13    RBP Kikapu    Kikapú     AS         Sierras Encantada  Santa Rosa       
14
    RBP Huastecas, Sierra Norte de Puebla
    Huasteco Otomì Nahuas: Norte de Puebla, Ver. S.L Potosí Tepehua Totonaca     TS, TH,
TrH
    Cuenca hidrográfica del Río Necaxa
    Sierra Gorda  Río Moctezuma
Bosques Mesófilos SMO
Laguna de Tamiahua
Cuetzalan
    Confluencia de las Huastecas
Río Tecolutla
Río Támesi
Confluencia de las Huastecas    Tlanchinol
Cuetzalan, Huayacocotla,
15
    RBP Sierra Gorda Mármoles Meztitlán,    Otomí
Pame, Chichimeca Jonaz    AS,
AS, TS, TrS    Barranca Meztititlán,
Los Marmoles
Sierra Gorda    Cerro Zamorano, Sierra Gorda   río Moctezuma    Confluencia de las Huastecas    Reserva de la Biósfera Sierra Gorda
16
    RBP Valle de Tehuacán    Chocho,
Popoloca,
Nahuas de Zongolica,
Cuicateco,
Mazateco,
Chinanteco,Mixteco    AS, TS    Tehuacán   Cuicatlán
    Valle Tehuacán Cuicatlán         Valle de Tehuacán
 
17    RBP Zongolica – Sierra Norte de Oaxaca    Nahua de Zongolica,
Mazateco,
Chinanteco
Cuicateco,
Zapoteco, Mixe    TH,TS,TrS;TrH
    Cañón del Río Blanco     Pico de Orizaba , Sierras del Norte de Oaxaca Mixe
    Río Metlac, Presa Miguel Alemán –Cerro de Oro, San Vicente y San Juan, Humedales del Papaloapan,  Cuenca Media Alta del Coatzacoalcos
    Sierra de Zongolica,
Presa Temascal
 Cerro de Oro,
Sierra Norte,
Unión Zapoteca – Chinanteca,
18    RBP Los Tuxtlas – Sierra Santa Martha    Nahuas Sur Veracruz
Popoluca     TrH    Los Tuxtlas     Sierra de los Tuxtlas  Laguna del Ostión    Los Tuxtlas, Cuenca media y alta del Río Coatzacoalcos Húmedales del Papaloapan, San Vicente, San Juan    Los Tuxtlas


            TrH,TH               
19    RBP Selva Zoque  Sepultura      Zoque Tzotzil
Tzelta,l Chol
Mixteco Totonaco
Chinanteco    TS
TH
TrH TrS    La Sepultura,
El Ocote    Selva Zoque La Sepultura
Zoque La Sepultura
El Manzanillal    Chimalapas, Cuenca media y alta del Río Coatzacoalcos, Cabecera del Río Tonalá, Cuenca media y alta del Río Uxpanapa, La Sepultura – Suchiapa, Malpaso   Pichucalco    Sierra de Tabasco
Chimalapas
Uxpanapa
Cerros de Tapalapa
20    RBP Bosques Mesófilos Altos de Chiapas Selva Lacandona, Lagunas de Montebello    Zoque , Maya
Lacandón, Chol,
Kanjobal, Cluj Tojolabal,
Tzotzil, Tzeltal, Chontal de Tabasco, Mame, Chinanteco    TrH TrS,TH,TS
TS,TH TrH    Huitepec  Tzotenhuitz,
Palenque, Naha Cascadas Agua Azul , Montes
Azules, Chankin,
Metzabok, , Yaxchilán,    Bosques mesófilos de los Altos de Chiapas,Lacandona,  El Momón Montebello
Huitepec Tzontehuitz
La Chacona Cañón del Sumidero,     Comitán  Lagunas de Montebello,Lacantún y Tributarios, Río San Pedro, Río Tulijá   Altos de Chiapas
    Cordón Jolvit, Montes Azules,Cerro Saybal Cerro Cavahlná Cerro Blanco, Cerros de San Cristóbal las Casas, de Chalchihuitán,  La Yerbabuena  Jotolchen, Sierra Canja, Sierra Anover, Montes Azules Corredor Laguna Bélgica Sierra Limón Cañón del Sumidero, Sierra Chixtontic,
21    RBP
El Triunfo    Tzeltal
Tzotzil    TH    El Triunfo    El Triunfo La Encrucijada Palo Blanco    Soconusco    El Triunfo
22    RBP Chontalpa    Chontal de Tabasco     VH    Pantanos de Centla    Pantanos de Centla    Laguna de Términos   Pantanos de Centla, Río Tulijá   Altos de Chiapas    Sierra de Tabasco
23    RBP
Maya Peninsula Yucatán    Maya  de Yucatán, Chol
Tzeltal , Kekchi
Kanjobal
    TH, TS, VH
    Calakmul, Los  Retenes ,Tulum,
Dzibilchaltun
Ria Lagartos
Sian ka’an Yum Balam, Uaymil    Dzilam  Ria Lagartos, Petenes  Ria Celestún, Rio Hondo, Sian Ka’an, Uaymil, X’calak, Silvituc Calakmul , Punta Put, Zonas Forestales Q.Roo Sur    Anillo Cenotes, Boca Río y Cabecera Río Champotón, Cenotes Tulum –Cobá, Zona Citrícola Sur , Humedales y Lagunas Chetumal, Sian Ka’an, Laguna Chichancanab, Campeche    Calakmul, Corredor Calakmul Sian Ka’an, Isla Cozumel, Corredor Central Valladolid, Ichka’ansijo, Sierra, Ria, Yum Balam
Lagartos,Ticul Punto Put, Ria Celestún, Sur Quintana Roo,
Fuente: Boege 2008